domingo, marzo 22, 2009

Fallece el escritor Alastair Boyd

Ha fallecido en Ronda Alastair Boyd, defensor a ultranza del medio natural de la Serranía de Ronda, que fue noticia durante estos ultimos años por su enfrentamiento con los promotores inmobiliarios de Los Merinos, que lo acosaron e intimidaron hasta el punto de exigirle en los tribunales 22 millones de euros por sus declaraciones en la prensa inglesa, exigencia desestimada por los tribunales que dieron finalmente la razón a Alastair.

Alastair Boyd había luchado también durante años por la depuración y la recuperación de los ríos Guadalevín y Guadiaro, llevando esa lucha incluso al Parlamento Europeo.

Alastair Boyd publico hace dos años su primer libro en castellano, "De Ronda a las Alpujarras. Viajes a caballo en los sesenta por el sur de España", que es la traducción y adaptación al castellano de su ya clásico "The Road from Ronda. Travels with a horse through southern Spain" publicado por Collins en 1969.
En este libro, Alastair hace una descripción detallada de la Ronda de los años 60 y sobre todo de la sociedad de esta ciudad, donde Alastair no tuvo ningún reparo en criticar abiertamente a las autoridades e instituciones oficiales de aquella época.

Los viajes narrados se llevaron a cabo entre los años 1965 y 1967 y todos ellos fueron realizados a caballo. La carencia casi absoluta de desarrollo en el interior del país garantizó la conservación de la mayoría de las cañadas reales, los antiguos caminos de ganaderos y arrieros. Apenas existía el alambrado de terrenos privados y con frecuencia se podía cabalgar un día entero sin apenas tocar una carretera asfaltada. Sin embargo, aquellos fueron los últimos años en que se podía viajar de este modo en la confianza de que se encontraría posada y forraje para los animales en cualquier pueblo donde se pernoctara. Cambios inmensos se vislumbraban, pues la mayoría de esas primitivas hospederías con sus amplias cuadras estaban a punto de cerrar sus puertas para siempre. Podríamos decir que Alastair Boyd ha sido el último viajero romántico de la Serranía de Ronda y, posiblemente, de Andalucía. Llegó a tener amistad con Gerald Brenan y se podría afirmar que Boyd ha sido para la Serranía de Ronda lo que Brenan para las Alpujarras.

Fue una época también en la que el turismo iba en aumento, aunque se limitaba casi exclusivamente a las ciudades monumentales y a las costas. La Costa del Sol comenzaba a extenderse desde la playa hacia las faldas de las sierras, pero Marbella conservaba todavía las características de un pueblo español con cierto encanto.

Ronda, con sus dos estrellas en la guía Michelín, siempre había atraído a cierta clase de turista, sobre todo gente seria que llegaba en tren o en coche propio, por lo general provista de la clásica guía y libros sobre botánica de la región o la arquitectura árabe. Los autocares de los turoperadores no se habían asomado todavía; la entonces peligrosa carretera que une Ronda con San Pedro de Alcántara servía de protección contra la invasión del turismo transitorio de un día.

Los residentes extranjeros eran escasos y estaban muy esparcidos. El autor conocía a todos los que vivían en un radio de treinta kilómetros alrededor de Ronda. En su viaje desde Ronda a tierras de Almería y Granada se encontró a un solo extranjero en todo un mes.

Alastair Boyd nació en 1927. Fue educado en varios colegios privados y luego en el King´s College de Cambridge. Tras servir en la Guardia Real Británica, trabajó en el sector financiero de la ciudad de Londres, un empleo para el que se consideraba poco apto.
En 1957 llegó a Ronda, donde fundó y dirigió una escuela de idiomas junto a su primera mujer, Diana Mary Gison, en la Casa de Mondragón. Disponían de dos caballos con los cuales exploraron gran parte de la Serranía y sus pueblos.
En 1966, en compañía de un amigo español, realizaron el viaje a caballo que relata la obra de la que hemos hablado: desde Ronda a Almería, atravesando las Alpujarras y regresando por Granada.

Tras la muerte de su padre en 1975, Boyd heredó el título nobiliario de Lord Kilmarnock, y serviría durante más de 20 años en la Cámara de los Lores del Parlamento Británico, primero como portavoz del Partido Socialdemócrata y luego como independiente.
Boyd ha escrito varios libros más sobre España, entre los que destacan Sabbatical Year, Collins, 1959; Madrid & Central Spain, Collins, 1975; The Radical Challenge, André Deutsch, 1983; The Essence of Catalonia, André Deutsch, 1988; The Sierras of the South, HarperCollins, 1992 y The Social Market and the State, Profile Books, 1999.
Su única obra publicada en castellano ha sido "De Ronda a las Alpujarras. Viajes a caballo en los sesenta por el sur de España" (Editorial La Serranía, 2007).

5 comentarios:

  1. José Manuel Dorado3:13 a. m.

    Estimado Rafael:

    Ya hace unos años nos plagiástais por la cara un gran número de artículos y fotografías, sin pedir jamás permiso, sin citar jamás la fuente ni la autoría en aquel panfletillo publicitario llamado Recién Molido. Ahora vuelvo a ver que con el mismo estilo, reproduces un artículo mío en tu blog sin autorizacion, eliminando la autoría y manipulando el texto. Ruego que lo elimines inmediatamente. Las cosas se hacen bien o mejor no se hacen.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Estimado José Manuel Dorado,

    No se muy bien a quien te refieres cuando hablas de "Recien Molido".
    En caso de que tus fuentes no te lo hayan hecho saber o te hayan malinformado, yo presente mi dimisión de Recien Molido precisamente por el cariz comercial que estaba tomando la revista y en su dia ya dije que:
    "la Revista se creó con propósitos participativos y al final ha acabado siendo una chapuza comercial privada, que ni siquiera tiene la poca vergüenza de citar las fuentes de donde copian los contenidos."
    Puedes leerlo aqui:
    Cierra la web de "Recién Molido"
    Eso por una parte, Pepe.

    Por otra, tengo 2 e-mails tuyos donde me envias directamente a mis direcciones personales parte de los textos reproducidos.
    Y digo parte, porque como habras observado, he eliminado de ellos tus referencias a que la muerte del Alastair se debe a las presiones recibidas por los mafiosos de los Merinos, algo que por muy cierto que pueda llegar a ser, si no lo puedes probar fehacientemente, no debes publicarlo, al menos no de esa manera, porque no se si te das cuenta, pero estas practicamente acusando de asesinato a esos promotores, a todos ellos.
    Eso se conoce como chapuza periodistica, Pepe, por darle un calificativo ligero ...
    Habra otros que lo califiquen como tergiversacion, difamacion, etc, etc ...

    Pero lo que si hemos conservado son los enlaces a la Serrania y a los libros publicados por Alastair en esa editorial, que son por cierto los unicos enlaces que me has enviado en tus e-mails, dato que resulta algo curioso teniendo en cuenta que la vida y obra de Alastair Boyd se extiende mucho mas alla que ese unico libro que tienes tanto afan en promocionar.

    En cualquier caso, si tanto te molestan los enlaces a la editorial y al libro de Alastair (que no es tuyo, NO lo olvides NUNCA), nos lo comunicas y los eliminamos, sin ningun problema.

    Nada mas Pepe, estamos a tu disposicion, y por favor envia un saludo a todas aquellas personas que como hizo Alastair en su dia, luchan por la conservacion del entorno natural de la Serrania, anteponiendo sus ideales a sus intereses personales.

    ResponderEliminar
  3. No olvidemos tampoco que la EDITORIAL LA SERRANÍA, S.L.L. esta siendo subvencionada directamente por la Junta de Andalucia.

    Teniendo en cuenta que la Junta de Andalucia ha apoyado a los promotores (mafiosos, segun apunta José Manuel Dorado) al emitir la resolución por la que se aprobaba el Plan Parcial (que era a fin de cuentas el UNICO punto importante, no mareemos la perdiz), convirtiendose asi en el principal enemigo del fallecido Alastair, no podemos dejar de preguntarnos como es posible que alguien como José Manuel Dorado, que come directamente de la mano de los que a fin de cuentas han sido los responsables directos de la barbarie cometida en Ronda, pretenda hacernos creer ahora que luchaba por la misma causa que el fallecido Alastair.

    ResponderEliminar
  4. José Manuel Dorado5:34 p. m.

    Te he pedido en varias ocasiones que elimines mi artículo de tu blog. Te ruego que lo hagas lo antes posible. Lo has publicado sin permiso, sin citar autoría y manipulando el texto. Y, por favor, no trates de hacer daño a las personas inventándote cosas.

    ResponderEliminar
  5. Lamento tener que informarte que el articulo se queda, Pepe.
    Y los enlaces al libro de tu Editorial tambien, por supuesto, ya que el texto "plagiado" se refiere unica y exclusivamente a ese libro.

    Y que la EDITORIAL LA SERRANÍA, S.L.L. esta siendo subvencionada directamente por la Junta de Andalucia es facilmente comprobable Pepe, pero por poner un ejemplo, El Observador que ha venido denunciando la barbaridad de Los Merinos, no recibe ningin tipo de subvencion.
    Me pregunto por que, Pepe.

    Te dejo con unas lineas plagiadas de dicha revista, cuyos redactores parecen conocer el sentido de la palabra dignidad:

    "... las revistas culturales se apoyaban en subvenciones públicas conseguidas a través de la amistad, la afinidad o el carnet de partido (más cercanía, más dinero), así que mostraban una desmedida simpatía hacia la programación cultural de las entidades que las subvencionaban."

    "LA información en Málaga es cualquier cosa menos independiente de los poderes institucionales. El grupo más característico es el formado por los partidos y las instituciones del Estado que ocupan, asociados a su vez a grupos o sectores empresariales concretos, produciendo una sinergia que no tiene paralelo en ningún otro campo ni fenómeno histórico. La confluencia de intereses entre partidos, ayuntamientos, diputaciones (cualquier nivel de la Administración del Estado), constructoras, inmobiliarias, entidades financieras y grupos de medios de comunicación ha acabado por determinar tanto la trama de intereses en que se ha convertido el sistema político-financiero nacional como la imagen que los ciudadanos tenemos de nuestro país.

    LOS medios de comunicación local, en Málaga, están sometidos a dos presiones. La del grupo al que pertenecen y la de las relaciones con las fuerzas locales. La noción aplicable de dependencia de estos medios se caracteriza por el alto nivel de sumisión a intereses y voluntades de esas fuerzas -en lugar de producirse como órganos de servicio ciudadano-, y en cuanto a su línea editorial por su grado de fidelidad a la tradición de reducción de sus horizontes al localismo costumbrista -en lugar de seguir la tradición crítica de la prensa democrática."

    ResponderEliminar