lunes, junio 20, 2005

El Valle del Genal exige ser compensado por sus restricciones urbanísticas

«El Valle del Genal es la zona más paupérrima de la provincia de Málaga», así de tajante se mostró ayer el diputado provincial de Cultura y secretario de Ordenación del territorio y Medio Ambiente del PSOE provincial, Fernando Centeno. Además señaló las limitaciones urbanísticas como una de las principales causas de esta pobreza, ya que limitando la construcción también se reducen los ingresos del Ayuntamiento que, de este modo, deja de percibir plusvalías. Por eso Centeno, que se encontraba junto al gerente del Consorcio del Valle del Genal, Francisco Márquez, exigió que estos pueblos fuesen compensados de algún modo.

Ahora la mayoría de ellos se encuentran inmersos en la redacción de sus planes generales y, aunque entienden que deben proteger el excepcional medio ambiente que les rodea, confían en obtener «los mismos derechos que el resto de los andaluces», según afirmó Centeno. Asimismo explicó que en la actualidad los vecinos no pueden desarrollar ninguna construcción en el campo, y deben limitarse a rehabilitar las ya existentes, algo que, aseguró, no ocurre en otras zonas de la provincia.

Por eso ahora todas las miradas están pendientes de los nuevos planes generales, una vez que parece haber quedado sobre la mesa el posible nombramiento del Valle como parque natural, un reconocimiento que los vecinos no quieren hasta que no se les mejoren sus condiciones de vida con mejores comunicaciones y salidas profesionales para los jóvenes. Y es que uno de los principales problemas de la gran mayoría de los municipios de la Serranía de Ronda es el progresivo envejecimiento de sus habitantes.

El trasvase

Otro de los problemas a los que se enfrentan ahora los pueblos del Genal es el posible trasvase de agua del río a la Costa del Sol. En este sentido un informe encargado por la Consejería de Obras Públicas a una empresa privada desvela que en los próximos diez años la población de la Costa del Sol occidental- de Mijas a Manilva-.crecerá hasta alcanzar 1,7 millones de habitantes, razón por la cual puede necesitar agua de otras zonas. Ayer, Fernando Centeno no se mostraba contrario a este trasvase, aunque sí pidió que no se demandara solidaridad sólo a los pueblos del interior, sino que la riqueza de los de la Costa del Sol también pueda llegar al Valle del Genal, donde él ha sido alcalde de Genalguacil durante varios años. Sin embargo sí se sigue oponiendo, al igual que los vecinos, a la construcción de una presa.

Afortunadamente hay una idea que parece gustar a todos, aunque los Ayuntamientos de la zona habrían de estudiarla, y es el trasvase del agua del Genal siempre y cuando se mantenga el caudal considerado ecológico. «Nos opondremos siempre a cualquier obra que suponga un deterioro en el Valle», afirmó tajante Centeno, que demandó una mayor atención para los pueblos del Valle.

El diputado de Cultura alabó además cualquier iniciativa que sirva para dar a conocer la zona y promover el turismo, y es que el pueblo donde es concejal, Genalguacil, ha conseguido convertir un encuentro de artistas internacionales en una cita obligada para todos los amantes del arte. Además las obras se quedan en el pueblo.

1 comentario:

  1. Anónimo3:20 a. m.

    Ojalá el compromiso del señor Centeno, al que le doy toda la razón, se viese materializado en medidas concretas.

    ResponderEliminar