domingo, marzo 25, 2007

Cerdos Salvajes

Desaparecieron durante el siglo XVIII en Málaga y ahora, más de 300 años después, se han convertido en un quebradero de cabeza para los agricultores y propietarios de los campos de golf de toda la provincia. Son los jabalíes o cerdos salvajes. En los últimos años han aumentado tanto su población que ni las cacerías que se organizan cada año pueden poner freno a su rápida y preocupante expansión.

Se comen todo lo que encuentran a su paso. Especies de flora y fauna protegidas, los cultivos, el césped de los campos de golf y hasta las gomas de los sistemas de riego por goteo de la fincas rurales. Su control se ha convertido en una de las prioridades de la Junta de Andalucía, que calcula que puede haber más de 5.000 animales repartidos por toda la provincia.

La reaparición de los jabalíes en los montes malagueños se remonta hasta hace sólo unas cuatro décadas. Algunos particulares trajeron a estos animales como animales de compañía, pero cuando crecieron y ya no los podían cuidar los soltaron en el campo. Su proliferación fue tal que en 1975 se organizaron los primeros cotos de caza mayor y se fueron creando núcleos de población importantes de esta especie en la sierra de Casares y Ronda.

Los problemas surgieron, según fuentes de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, cuando se produjeron algunas fugas de estos espacios cercados y se mezclaron con los cerdos salvajes. El resultado es una especie de cerdos asilvestrados que está acabando con la paciencia de todos y que se ha disparado en zonas como el Valle del Genal o los Montes de Málaga.

Los amantes de la caza mayor han encontrado en este animal "un importante atractivo cinégetico". Ya son 140 los cotos que incluyen en sus planes técnicos de caza al jabalí. Además, la batida de estos animales se está generalizando y el año pasado se realizaron unas 60 en cotos abiertos.

La Junta de Andalucía ha encontrado una ayuda excepcional en los cazadores para controlar su creciente población y está autorizando la suelta de perros y las batidas de control para espantar a los jabalíes en los cotos colindantes. Cada año se capturan unos 2.000 ejemplares, pero no son suficientes.

Se ha convertido en una especie problemática y la Consejería de Medio Ambiente está intentando hacerse con la situación mediante el estudio del número de ejemplares y tipo de población que existe en los Montes de Málaga. También se está extremando el control para evitar el cruce entre los jabalíes y los cerdos asilvestrados en la reserva cinegética de Cortes de la Frontera.

El objetivo de estas medidas es reducir los daños que sufren los cultivos de la provincia por culpa de estos animales, y que cada año se salda con unos 40 expedientes. Los desperfectos no sólo lo padecen los agricultores y hay cierta preocupación por la conservación de los recursos naturales protegidos que albergan los montes como determinadas especies de flora, anfibios y reptiles.

Los cotos de caza también se quejan de que los jabalíes se comen los conejos o perdices, y los campos de golf porque destrozan el césped. Pero hay algo más preocupante aún y es que en los últimos años se ha registrado un aumento del número de accidentes de tráfico por el cruce de uno de estos jabalíes en las carreteras de San Pedro a Ronda, Grazalema, los Montes y El Romeral de Antequera.

Este depredador ha logrado imponerse hasta ahora a la intervención del hombre y, si nadie lo remedia, amenaza con hacerse el amo de los montes.


Fuente: Diario Malaga Hoy.com

Más Info: FAO - Cerdo Salvaje



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada